El Bluboo Maya Max es un móvil que destaca, en primer lugar, por su enorme tamaño que gustará a un usuario que desea tener en su bolsillo un terminal capaz de darle la versatilidad de un móvil con el uso y las facilidades de contar con un panel muy grande, de seis pulgadas, que está por encima de lo que el segmento phablet ha establecido como norma en los últimos y que se sitúa en 5,5 pulgadas.

Un diseño de trazo grueso

Prueba de esas dimensiones más grandes de lo normal son sus medidas: 16cm. de alto, 8 de ancho y 9mm. de grosor con 211 gramos de peso y construido a base de aluminio 6000, que es algo así como una versión reforzada mucho más resistente y que le confiere al terminal una apariencia premium realmente interesante.

Bluboo Maya Max análisis

Gracias a este material, el Bluboo Maya Max transmite muy buenas sensaciones cuando lo tenemos en la mano, con una experiencia que se siente muy suave, con mucho cuerpo y cierto rollo como cepillado que dan ganas de cogerlo y no soltarlo en todo el día. Seguro que conocéis esa grata sensación cuando encontráis un móvil que se percibe como bien acabado.

Bluboo Maya Max

El Bluboo Maya Max se distribuye en dos colores, dorado y plata, mientras que el frontal es completamente blanco. Una combinación que os sonará de los iPhone de Apple que solo mantienen los distintos tonos en la parte trasera y los laterales. Aún así, hay que destacar que el color oro que hemos probado es muy elegante y no da el cante ni por tener mucho brillo ni por ser tan apagado que llega a confundir al usuario pensando que alguien no miró bien el Pantone correcto.

Bluboo Maya Max

Por lo demás, lo esperado: en un lateral tenemos los controles de volumen del sonido mientras que en el otro extremo llegan las sorpresas ya que además de la cuna para la tarjeta SIM y la microSD, nos topamos con un slider que tiene un uso muy concreto: silenciar las notificaciones del Bluboo Maya Max o volverlas a conectar. Decir que este componente no tiene el buen tacto del resto del terminal y, a nuestro entender, es demasiado duro y hace un poco incómoda la tarea de mutear el dispositivo.

Bluboo Maya Max

En la parte superior solo veremos un altavoz y el conector minijack de 3,5mm. que tiene una particularidad en este Bluboo Maya Max: trae un protector para evitar que se cuele suciedad. En la parte inferior nos encontramos con los elementos ya tradicionales: altavoces y un conector USB Type-C que es el estándar de la industria móvil de Android. Todo un detalle.

Bluboo Maya Max

La parte posterior tiene una estructura que parece repetirse en muchos de los terminales chinos que pasan por nuestras manos: cámara en la parte superior, flash LED justo debajo y al final el lector de huellas que debemos decir que parece más pequeño que el visto en otros terminales y que una vez en funcionamiento no es tan rápido ni eficiente como el que montan otras marcas que ya llevan algunas generaciones utilizando esta medida de seguridad.

Buen rendimiento general

El Bluboo Maya Max viene de serie con un procesador MediaTek 6750 que podemos considerarlo como de última generación y que apenas ha sido utilizado por tratarse de un SoC de reciente desarrollo. En conjunción con ese chip, veremos una GPU Mali T860 y 3GB de memoria RAM con 32 de almacenamiento interno con posibilidad de expansión vía microSD.

Bluboo Maya Max

La batería es gigantesca: 4.200 mAh. que permitirá al usuario estar dos días sin conectarlo a la red, aunque si nos la comemos toda en unas horas maltratando a este Bluboo Maya Max jugando sin parar o reproduciendo vídeos sin descanso, que sepáis que viene con carga rápida para conseguir algunas horas de autonomía con unos minutos conectado al cargador AC.

Como viene siendo costumbre en los dispositivos chinos, está cargado de estándares de conectividad: desde el GPS y Glonass hasta Bluetooth 4.1, Wifi 802.11a o cobertura LTE/4G. Eso sí, hay un ausente que muchos podrían llegar a echar de menos como es un chip NFC que parece que cuesta un mundo que alguien en esta gama media-baja lo monte en sus terminales.

Bluboo Maya Max

El rendimiento del phablet es realmente bueno aunque en este punto hay que descubrir el truco que utiliza: la resolución de pantalla es HD (720p) por lo que el procesador y la memoria pueden mover sin problemas y con una mayor fluidez cualquier aplicación que utilicemos en nuestro día a día, o incluso aquellos juegos que exigen a la GPU y el resto de componentes del Bluboo Maya Max.

Android 6.0 con pegas

Este smartphone da una de cal y otra de arena en lo que a la instalación de Marshmallow se refiere ya que a pesar de todas las ventajas que disfruta gracias al OS de Google, hay que destacar (para mal) una capa de personalización muy mala que no resiste ni siquiera un test de elegancia y buenos gráficos. Es que incluso los fondos de pantalla son más bien feicos y algunas de las virtudes de Android 6.0 han sido eliminadas inexplicablemente.

Bluboo Maya Max

Este Bluboo Maya Max es perfecto para todos aquellos usuarios que quieran quitarse de en medio la instalación que trae de fábrica y sean propensos a personalizar sus terminales con todo tipo de tweaks, temas e incluso ROMs más al gusto del comprador. Como os decimos, en este punto el fabricante no ha hecho bien los deberes.

Mucha pantalla para tan poco pixel

En este terminal, como ya os hemos avanzado, podemos encontrar las dos caras de la misma moneda. Por un lado sus 6 pulgadas de pantalla lo convierten en un dispositivo perfecto para disfrutar de contenidos multimedia como vídeos, etc., pero por otro la resolución que le han metido nos llega con cuatro años de retraso. Esos 1.280×720 de resolución huelen a la época de los Galaxy S3 o Galaxy Note 2 del año 2012 y lastran por completo el atractivo de este Bluboo Maya Max.

Bluboo Maya Max

Eso sí, en descargo de este móvil hay que reconocer que dentro de esas limitaciones el panel IPS de Sharp se comporta con mucha calidad: buena iluminación y ángulos de visión y, sobre todo, una fidelidad de los colores que resaltan cualquier contenido que reproduzcamos en su pantalla, a pesar de los dientes de sierra. ¡Ah!, y viene de fábrica con un cristal templado que si sois habituales de usarlo en vuestro terminal os permitirá ahorraros entre 10 y 15 euros.

La cámara del Bluboo

La cámara trasera es de 13MP y tiene un rendimiento más que aceptable para un terminal del segmento medio-bajo al que pertenece y que no ofrece resultados espectaculares, pero sí aceptables. Sobre todo porque falla en los mismos sitios que el resto de familiares cercanos llegados desde China y que le llevan a no comportarse muy bien en situaciones de alto rango dinámico (sombras y luces intensas en el mismo plano) o en interiores y escenas nocturnas que, por cierto, el Bluboo Maya Max suele tomarse con mucha tranquilidad para capturar (exagerando mucho, llega a parecer que está revelando la fotografía).

Bluboo Maya Max

Es obvio que no se le pueden pedir peras al olmo pero a pesar de eso, los resultados en condiciones de luz natural normal son buenos, y con más razón si tenemos en cuenta lo que cuesta: 134 euros. En la parte del vídeo llega al FullHD (1080p) sin mayores dispendios y la cámara selfie es muy normalita, con un sensor de 5MP que hace lo que puede para sacarnos una foto y que sigamos pareciendo nosotros mismos.

En fin, un terminal con un precio realmente sensacional y un rendimiento muy eficiente para el hardware que le han conseguido meter.

Bluboo Maya Max
Diseño80%
Pantalla60%
Rendimiento75%
Cámara75%
Autonomía96%
Precio89%
Lo Mejor
  • La batería
  • El diseño y materiales utilizados
  • El precio, sin competencia
Lo Peor
  • Es demasiado pesado
  • La capa de personalización OS
  • La resolución de pantalla
79%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (3 Votos)
64%