No os engaño si os digo que había muchas ganas de probar este Moto Z Play de Lenovo que vamos a analizar para vosotros. El terminal había levantado una gran expectación en la pasada feria IFA de Berlín, donde los profesionales del sector pudieron tener un primer contacto con él.

Pues bien, la espera ha terminado y aquí tenéis un análisis pormenorizado que os acercará las novedades que contiene, que ya os adelanto, no son pocas.

Bonito diseño y fino perfil del Moto Z Play

Cuenta este Moto Z Play con las dimensiones propias de los phablets, 156,4 x 76,4 x 6,99 mm , pero la impresión que transmite es de sorprendente estrechez. Es muy llamativa la delgadez de su perfil, si lo prefieres así. Con un peso de 165 gr, estamos en unas dimensiones muy comunes en la categoría salvo por el mencionado perfil.

Lateral fino

Los de Lenovo han llevado a cabo un diseño arriesgado, desmarcándose de otros anteriores más aburridos, y nos parece que han acertado de pleno. Mezclando el metal del borde externo con el cristal y con esa parte trasera, que luego comentaremos, y que tanto ha dado que hablar, creemos que han dado con el punto justo. El aparato se ve muy bonito.

Es posible adquirirlo en dos terminaciones, negro/plata/pizarra negra y blanco/oro fino/blanco azúcar. No sabremos como combinarán cada una de ellas con los diferentes Mods y eso abre aún más el abanico de opciones.

En el frontal además de los sensores, en la parte superior, la cámara delantera que incorpora flash, encontramos abajo los botones físicos de Android que residen en la pantalla, y un detalle, relativamente chocante.

Sensor huellas del Moto Z Play

Antiestético lector de huellas

Un botón lector de huella, cuadrado y grande, de dudoso diseño, dado lo elegante del terminal, que nos parece, encaja mal en el resto, pero que hay que reconocer que funciona muy rápido y muy bien. También sirve de botón de bloqueo.

Lateral derecho con los botones habituales de volumen y encendido. Parte superior con ranura porta SIM/micro SD y en el canto inferior el conector USB tipo C y el de Jack de 3,5 mm. del que cabe destacar su presencia, pues es un logro técnico para un terminal tan estrecho.

USB C

Conectores del lado inferior

Una parte trasera no menos importante

Para la parte trasera este Moto Z Play nos invita a comentaros varias cosas. La primera, un logo (con la M DE MOTOROLA) de gran tamaño. Dicen que no es bueno olvidar los orígenes…

La segunda, la cámara trasera, que de bonito diseño y gran tamaño ocupa el espacio central superior, y que nos parece que sobresale demasiado del terminal. Quizás la delgadez del teléfono haya condicionado la colocación del sensor, pero es razonable pensar que recibirá todos los golpes de ese lado.

Parte trasera

Cámara trasera y logo Motorola

Por último, el elemento diferenciador de este Moto Z Play, los pines de conexión para los módulos Moto Mods que luego os contaremos que hacen.

pines traseros

Pines de conexión de los Moto Mods

Mencionar que el terminal está construido con un chasis unibody y que posee un revestimiento nanométrico impermeable, del cual habrá que averiguar el alcance, pero que significa que alguna protección al agua si que aporta.

Una batería sobresaliente y excelente rendimiento general.

La elección de Lenovo ha sido muy equilibrada en la composición del motor del equipo, un procesador Qualcomm Snapdragon 625 con CPU de 8 núcleos a velocidad de 2 Ghz. ayudado por una gráfica Adreno 506 a 650 Mhz. con 3 GB de memoria RAM. Almacenamiento interno de 32 o 64 GB ampliables mediante micro SD hasta 2 TB. Ninguna sorpresa en este apartado, conjunto solvente dentro de su gama media/premium que cumple sobradamente.

Analizamos ahora el componente auténticamente destacable del conjunto. Una batería de 3510 mAh de la que Lenovo se siente especialmente orgullosa, prometen hasta 50 horas de uso mixto, y que cuenta con carga rápida Turbo Power capaz de dotar al Moto Z Play de 9 horas de energía en solo 15 minutos de carga. En las pruebas realizadas se ha mostrado con un rendimiento sencillamente espectacular. Una de las mejores del segmento sin duda y más teniendo en cuenta que está instalada en un chasis de solo 7 mm de anchura.

Están presentes todos los estándares actuales de conexión: 4G LTE, WIFI de doble banda, Bluetooth 4.0 LE y NFC.con las únicas ausencias de sensor infrarrojo y radio FM.

Sin aditivos Android 6.0 funciona mejor

Sin mucho que destacar en este apartado, lo cual ya es destacable, valga el juego de palabras para decir que el terminal se mueve gracias a Android 6.0.1. Marshmallow y casi nada más. No encontramos casi bloatware.

Capa software sobre Android

Leve capa de software sobre Android

El único añadido es la Aplicación MOTO que podremos encontrar en el box y que nos permitirá configurar “gestos” para realizar determinadas acciones con el terminal, un modo de color con diferentes intensidades y un “ambient display” que muestra a la pulsación, lo que está en ejecución en la pantalla principal desde la pantalla de bloqueo.

Super AMOLED en un panel excelente de 5,5″

En el Moto Z Play nos encontramos con un panel de 5,5” con tecnología Super AMOLED, no muy habitual entre sus rivales, que proporciona unos colores brillantes y puros. Unos negros especialmente intensos. Sabéis que esta tecnología apaga los pixeles que pasan a negro y con ello contribuye a ahorrar trabajo a la batería.

Panel Super amoled

Magnífico panel con muy buenos colores y negros

La resolución es FULL HD (1080×1920) lo que también facilita la labor de la batería al ser una resolución, podríamos decir, “moderada” y con una concentración de 403 ppp. el panel ocupa un 70% del frontal.

Excelente panel con un resultado visual sobresaliente.

Del sonido decir que su altavoz nos apunta desde la parte superior del frontal, con un volumen “controlado” pero muy rico en matices y tonalidades. Nos ha gustado en juegos y escuchando música.

El equilibrio fotográfico en cualquier condición

El apartado fotográfico este Moto Z Play nos sorprende como si se tratara de un terminal de gama más alta. La cámara trasera de 16 Mpx con f/2,0 y sistema de auto-enfoque por láser y por detección de fase, presenta doble flash de LED y Zoom digital 4x, además de modo disparo continuo.

detalle cámara

Detalle de la cámara trasera

Nuestra impresión tras su uso es de un muy buen resultado en toda condición ambiental. Se puede considerar a esta cámara una todoterreno, por lo bien que resuelve todas las situaciones.

Foto Macro

Nivel de detalle en toma diurna

Para el gobierno de ambas cámaras contamos con una aplicación relativamente básica, que cumple sobradamente, pero con el añadido de un modo profesional que recuerda mucho la estética de los antiguos LUMIA de Nokia. y que nos permitirá la configuración de los diferentes parámetros manuales fotográficos. Es simple pero efectiva.

App cámara

Modo profesional de la aplicación foto

Podemos capturar video en calidad hasta en 4K con 30 Fps o en 720p a 120 Fps. No contamos con estabilizador de imagen para el video lo cual hace que en este apartado nos deje un poco insatisfechos. Tiene posibilidad de video a cámara lenta.

Toma nocturna

La delantera de 5 Mpx con f/2.2 y flash LED en el frontal nos llega con un sorprendente gran angular de 85º, lo máximo que hemos llegado a encontrar. Resuelve con solvencia los selfies, aunque en algún caso puntual, presentaban defectos de enfoque en algún rostro. El gran angular facilita las cosas con esta cámara delantera. Buen balance sin destacar especialmente.

Moto Mods, la auténtica novedad.

No podíamos por menos que dedicar un apartado especial a este “invento” modular que Lenovo ha aplicado en la trasera del Moto Z Play y que transforma el terminal en multitud de otras cosas. Es posible que sigan a pareciendo módulos adicionales a los ya presentados.

moto-mods

Son unas tapas traseras complementarias que conectándose a los pins que nombrábamos arriba, hacen diferentes funciones. Cámara de fotos, proyector de vídeo , batería adicional, funda decorativa, altavoz estéreo, y los que tendrán que venir.
Una gran idea de Lenovo que aplica el concepto modular con gran efectividad. Creemos sinceramente que esta idea triunfará.

hasselblad

Vamos a comprarlo?

Pues si esa es nuestra intención, la página oficial del Moto Z Play nos remite a Amazon, donde el terminal está tasado en 445/449 € en sus dos versiones. Lo tenemos disponible desde mediados de Octubre.
Para los módulos traseros Moto Mods los precios son muy variados:
El altavoz JBL cuesta 89 €, el mini proyector con batería incluida 299 €, las baterías adicionales tienen diferentes precios dependiendo de la carga.
El módulo más completo y original, la cámara de fotos Hasselblad, que cuenta con flash de Xenon y zoom óptico de 10x está valorado en 249 €. En fin como veis la oferta es amplia y variada.

Moto Z Play de Lenovo
Diseño, estética93%
Procesador, rendimiento 85%
Multimedia, imagen y sonido85%
Batería, autonomía94%
Fotografía, video85%
Precio, valor90%
Lo mejor
  • Diseño estética
  • Moto Mod
  • Batería
Lo peor
  • Se ensucia
  • Lector huellas
89%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (59 Votos)
67%
  • David Martín

    ¿No hay sorteo por el estreno de la nueva web?

  • DANI SMILE HAPPY

    Chicos alguna noticia acerca de cuando se actualizara el Moto Z Play a Andorid Nougat, tengo muchas ganas de saber cuándo lo puedo actualizar 🙁