Vamos a ponernos guapos, y vamos a disfrutar de nuestro análisis de hoy. Hay que ponerse guapo cuando uno recibe a un invitado importante, y el Sony Xperia XZ, nuestro invitado de hoy, lo es. Y decidimos que lo vamos a hacer por diversos motivos. El primero porque hoy viene a casa un tope de gama, uno de los nuestros. El segundo porque lo es además de una de las grandes, nada menos que Sony, y ser tope de gama de una de las grandes en los tiempos que corren, tiene su importancia. Y el tercero y más importante, porque vamos a ser siempre elegantes. Así queremos ser en tope de gama. Elegantes.

Puliendo diseños conocidos llegamos al Sony Xperia XZ 

Echemos un vistazo exterior a nuestro terminal, encuadrado dentro de la gama X , auténtica columna vertebral de la división móvil, que se convierte en el verdadero flagship de la empresa para el año 2016. No nos hace falta llegar a ver su logo para saber lo que tenemos entre manos. Si, tenemos un Sony. Será mejor, será peor, más grande o más pequeño pero tenemos en las manos un Sony. Todos lo hemos adivinado.

Imagen de marca, personalidad. Camino recorrido, diseño repetido, avanzado, corregido paso a paso.

No es el modelo más ligero de entre el sector Premium, pero mantiene un grosor y peso equilibrados, ¿recordáis aquello del diseño Omnibalance? Con sus dimensiones 146 x 72 x 8,1 mm (161 gr.), nos resulta grande en primera instancia, teniendo en cuenta que su panel es de solo 5,2 “ de diagonal. Otros fabricantes son capaces de inscribir pantallas más grandes en estas dimensiones.

xperia-xz

Fiel a su característica diferencial, Sony nos presenta un terminal de cuerpo metálico, con caras planas en sus lados superior e inferior, sin curvas en las esquinas, acompañándolo con bordes suaves y redondeados, algo que representa esa evolución de la que hablamos, que se va notando en cada nuevo equipo que presentan. Realizado en una nueva aleación especial de aluminio llamada Alkaleido, le dota de un tacto fantástico, que se aprecia desde el primer momento que el Sony Xperia XZ está en nuestras manos.

Se han elegido tres colores de presentación para este Sony Xperia XZ que son, los sempiternos Negro y Blanco y un Azul Bosque (tirando a marino, pero de tierra), muy elegante. ¿Veis como había que arreglarse hoy?

En el frontal tenemos como habitualmente, los dos altavoces, uno arriba y otro abajo, el logo de la marca, los sensores, el led de notificaciones y un panel 2.5 D, esto es, con bordes redondeados, que incluye los botones de control de Android, como siempre en Sony.

Lateral derecho característico de las últimas series del fabricante japonés. Botón de encendido con el lector de huellas, de impecable funcionamiento, de los mejores que recordamos, los controles de volumen, al lado contrario que en el resto de fabricantes, o sea, por debajo del anterior, y el botón de disparo de la cámara, que Sony mantiene, contra viento y marea, y por ello va siendo rasgo característico.

vista tres cuartos del Sony Xperia XZ

Controles en el lateral y puerto USB – C abajo

En el lateral contrario la bandeja porta tarjetas, que en este caso se abre sin herramienta. Arriba, el conector para sonido, el Jack de 3,5 mm de toda la vida, y abajo todo el plano par el conector de carga y sincronización, un USB tipo C.

Nos queda la parte trasera, con el logo de la serie XPERIA, la cámara importante, el flash led y el láser de auto enfoque. Todo muy lineal y discreto.

Por último, indicar que el Sony Xperia XZ si que presenta protección al polvo y al agua, con especificación IP 68. El grado máximo contra el polvo y posibilidad de inmersiones de 30 minutos hasta el metro de profundidad.

¿Que os ha parecido? Nada espectacular, pero todo muy Sony, ¿verdad?

Si vamos a estar arriba, juguemos con lo mejor

Como procesador, el Sony Xperia XZ , elige entre lo más potente que existe en el mercado, un Qualcomm® Snapdragon™ 820 de cuatro núcleos a 2 Ghz, acompañado por la gráfica Adreno 530 complementado con una RAM de 3 GB DDR4 y una capacidad de almacenamiento interna de 64 GB, pudiendo ampliarse hasta un máximo de 256 GB con tarjeta externa micro SD. Como veis, un equipo solvente, a priori, que podría sufrir “adelantamientos por la derecha” dado el ritmo de presentaciones al que va la gama alta del mercado.

Procesador Qualcomm

La alimentación del equipo corre a cargo de una batería de 2900 mAh a la que Sony ha implementado un sistema inteligente de recarga, que según indican aprende de nuestros hábitos y tiempos de carga para mejorar el proceso. También incluye dos modos Stamina de ahorro el Clásico y el Ultra, con los que es posible estirar la autonomía del equipo hasta valores muy altos. Podríamos hablar de hasta dos jornadas en usuarios con exigencias no profesionales. Conector para recarga USB tipo C. Y posibilidad de carga inalámbrica. Con toda esta batería de procesos la otra batería gana muchos enteros. Muy buena puntuación pues en este apartado para Sony.

En el apartado de conectividad, contamos con todo lo habitual, hasta 4G LTE cat. 9, GPS con asistencia Glonass, WIFI Miracast, Bluetooth 4.2, DLNA, Google Cast y NFC. De nuevo, nos quedamos sin FM. No será que comienza a ser algo obsoleto…

Con todo este compendio de tecnología y el buen hacer de la marca no es extraño que el resultado final sea fantástico. Irreprochable rendimiento del Sony Xperia XZ en este apartado. Hay que disfrutar del rendimiento en mayúsculas.

Multimedia de sobresaliente en el Sony Xperia XZ

El panel, del Sony Xperia XZ es un LCD IPS mejorado por Sony con las tecnología TRILÚMINOS, y X-Reality, como hemos dicho de 5,2 ” de resolución “solo” full HD (1920×1080 pixeles) llegando hasta los 423 ppp de densidad, y decimos “solo” por ser algo que comienza a quedarse corto entre los terminales tope de gama de otras marcas, pero que mantiene un adecuado nivel de iluminación de 600 cd y un altísimo contraste, lo que hace que la visibilidad en exteriores sea del máximo nivel. Presenta protección Gorilla Glass 4

panel xperia xz

Panel excepcional en el Xperia XZ

Muy buen sonido el que emana de sus magníficos altavoces, algo a lo que Sony nos tiene acostumbrados en sus modelos top. Los altavoces están situados en los márgenes superior e inferior del frontal. Por poner un pero, echamos en falta un poco más de volumen.

El terminal está bien posicionado en todos los apartados. No siempre más fue mejor y Sony demuestra una perfecta armonía en la conjunción de todos los componentes.

El apartado cámaras se salda en este caso con una frontal de 13 Mpx de resolución y una trasera que alcanza los 23 Mpx, la cual cuenta con sensor (1/2.3 pulgadas), lente (Sony G) y procesador del mismo tipo que la firma utiliza en sus cámaras digitales de gran consumo. Incorpora ahora enfoque por láser y un único flash LED. Cuenta para el disparo con botón físico en el lateral del terminal.

Cámara trasera Xperia XZ

Componentes de la cámara

Podemos evaluar con algunas tomas la calidad fotográfica del Sony Xperia XZ.

toma de día

toma de día

acercándonos al detalle

Acortando distancias

Toma nocturna

Toma nocturna

Macro

Comparando resultados

No queríamos comentar que hemos detectado algún problema en este caso, sin que vierais las tomas. Problemas seguro achacables al procesado. No es posible que con semejante conjunto óptico no consigamos la definición de detalle que buscamos, y que haya efecto acuarela en algún caso. Si nos acercamos al detalle de cualquier imagen, vemos, eso, que falta detalle, que no hay resolución. En fin, siempre queda algún campo en el que mejorar. Sentimos manifestar esta opinión tan contundente, pero así lo hemos visto nosotros. Sensación agridulce final.

Es de destacar la posibilidad de grabar video en resolución 4K, y también en slow motion, lo más avanzado de la actualidad en teléfono móvil, pero con una calidad excepcional, gracias a su nuevo estabilizador de 5 ejes. Aquí si que se producen unos magníficos resultados. Hay una amplia experiencia de Sony detrás.

fotograma de video

Fotograma de video, gran resolución y estabilización

Por otro lado la aplicación para gobernar el modo fotográfico nos deja una buena impresión, es cómoda y permite la posibilidad de ajustes manuales de todos los parámetros, con un modo “pro” muy completo.

Aplicación Foto

Modo manual de la aplicación foto

Personalización débil, software potente

Instalado en origen Android 6.0 Smarshmallow, Sony ha implementado su conocida capa de personalización, que incluye algunos temas extra pero, no le alejan mucho del S.O. nativo puro. Están presentes algunas aplicaciones preinstaladas, sin pasarse, y funciones adicionales a las de defecto en Android, como el Limpiador Inteligente, que se convierte en un gran aliado para la gestión del almacenamiento y la memoria en el terminal.

capa software

Galería de fotos que tanto nos gusta

Muy bonitas las aplicaciones de música y de galería de foto. Lo decimos siempre, También mencionar la compatibilidad con Play Station 4. Pronto habrá actualización a Android Nougat. Y repetir, que preferimos siempre este tipo de alteraciones leves, que reformas más profundas que luego confunden al usuario.

Precio moderado de gama alta 

Disponible para todos vosotros en todos los canales comerciales habituales, podéis encontrar ya el Sony Xperia XZ a un precio oficial de 699 € en sus tres variantes Mineral Black, Platinum o Forest Blue, existiendo también en el catálogo oficial unas fundas para protección y estabilización horizontal del terminal (Sony Style Cover Stand) valoradas en 39.99 € que podréis ahorraros en el caso de compra junto al terminal. No es mal precio para como se está poniendo el mercado en la parte top.

Sony Xperia XZ
Diseño, estética75%
Procesador, rendimiento 80%
Multimedia, imagen y sonido86%
Batería, autonomía86%
Fotografía, video70%
Precio, valor76%
Lo mejor
  • Pantalla
  • Batería
  • Evolución
Lo peor
  • Tamaño
  • Volumen audio
  • Procesado fotografía
79%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (28 Votos)
75%