Cuando LG comenzó a comercializar este verano los terminales de la Serie X, pudimos descubrir la estrategia que les movía. Vamos a fabricar terminales de gama media, precio contenido, y una característica diferencial, pero solo una en cada caso. Cada uno de estos terminales tiene que destacar en un apartado. Si es la pantalla será la pantalla el apartado digno de mención, si es la cámara, pues hagamos el móvil con LA CÁMARA en mayúsculas, y si es la batería, como es el caso, pues llamémosle LG X Power y hagamos el móvil con una batería de la que todo el mundo hable.

Parece un buen camino a recorrer, a priori. Vamos a ver si el terminal que vamos a diseccionar hoy es capaz de llenar ese hueco, eso en lo que nadie había pensado, ese nicho de mercado que nadie hasta ahora había ocupado.

Acompáñanos y podrás valorar si realmente desde la factoría coreana han cumplido los objetivos que se marcaron.

Unibody LG X Power, pero en plástico

Repasemos en principio su aspecto exterior y la posición de sus elementos y controles. Con unas medidas externas nada disparatadas, parece que en LG han dado con la tecla del equilibrio. 148,9 x 74,9 x 7,9 mm y un peso que no llega a los 140 gr. como decimos, parece que el tamaño del contenedor es razonable. ¿Como han conseguido esto los coreanos, dada la gran batería que hay en su interior?

delante arriba
delante abajo

Pues el tema es claro, renunciando a los materiales metálicos, tan en boga en los últimos tiempos y decidiéndose por construir el terminal en plástico. Con un diseño lineal, pero nada actual, algo que ya llevamos viendo mucho tiempo. Oye, no es el terminal para innovar en diseño. En esta línea de razonamiento, ¿que colores creéis que tenemos disponibles? Pues si, habéis acertado. Blanco y negro. Los de toda la vida.

Comenzando la descripción exterior, en el frontal están situados: los sensores, esas dos barritas de acabado brillante, el logotipo de LG, el altavoz de las llamadas, y la cámara frontal. En el lateral derecho el botón de desbloqueo y en el otro lateral, los controles de volumen y la ranura para tarjetas SIM/Micro SD. Nada de botonera trasera tipo LG ni lector de huellas. En el panel trasero, la cámara ídem, el flash y un altavoz en la parte baja, que luego comentaremos como suena.

trasera abajo
trasera arriba

Arriba no hay ningún tipo de control, solo el micro de cancelación de ruido, y abajo, el conector Jack de 3,5 mm, el conector de carga y datos un micro USB y el micro para voz.

lado inferior
lado superior

 En el interior reside la energía

En el motor del aparato nos encontramos un procesador de Media Tek, el MT 6735 de cuatro núcleos a 1,3 Ghz de velocidad de reloj, con un procesador gráfico Mali-T720. Una memoria RAM de 2 GB y 16 GB de capacidad de almacenamiento interno, ampliable mediante tarjeta micro SD hasta 128 MB. Lo dicho, harto convencional y conocido.

prueba de rendimiento del LG X Power

Vamos a escribir el que será del párrafo más importante de todo el análisis. Por que si os estamos preparando desde el inicio es para esto, para hablar de la magnífica batería de este LG X Power.

La batería de 4100 mAh, que ya de por si es una cifra destacable, pero a la que si incluimos las dimensiones del terminal que la contiene, y que ese terminal en total, no llega a 140 gramos de peso… estamos hablando de un éxito rotundo. LG documenta en su Web un tiempo de carga de 4 h. en modo convencional, o sea con 1,2 A TA. Pero cuenta con posibilidad de carga rápida, que reduciría a la mitad aproximada mente ese tiempo.

re-charged-x-power

Todo en este LG X Power gira entorno a la batería. Y ese girar en torno ha hecho de ella la estrella indiscutible. Es el terminal con la mejor autonomía del segmento, con diferencia. Lo han conseguido. Digamos que todo el diseño interior ha ido condicionado a este punto. Si, digámoslo. Pero es que de eso se trataba. ¿Recordáis mi introducción?

En el apartado conectividad mencionar que incluye LTE 4G, WiFi (802..1 1 b/g/n), Bluetooth 4.2, GPS, OTG y NFC. O sea, de todo. Incluso FM!

En términos de rendimiento podemos hablar de equilibrio. De que no se echa nada en falta. De que cumple sobradamente en los términos en los que sus usuarios lo van a demandar y de que la sensación es de equilibrio. Bien en este apartado.

Viviendo de las rentas

En lo concerniente al software, este LG X Power, tiene instalado de base ANDROID Smarshmallow 6.0.1 y a este se ha añadido una capa de personalización ya conocida de LG. Nos parece que se nota el paso del tiempo por el diseño de esta aplicación. La líneas de diseño son muy anticuadas. Como ejemplo el box de aplicaciones es de hace dos o tres generaciones.

capa software

LG debería ponerse las pilas en actualizar esta obsoleta capa. En fin, ya sabéis que valorar estas cosas es muy personal, y que siempre se tiene la opción de instalar un launcher que sea de nuestro total agrado y ya está. Solo decimos eso, que requeriría una actualización general.

Como cosas curiosas, nos hemos encontrado la prestación Captura +, que permite dibujar/escribir encima de una captura y realizar trabajos de diseño, etc. Y una carpeta de utilidades del sistema para controlar la gestión de la batería y otros parámetros internos. Como ausencias destacables,  la ausencia de Know Code o sistema similar, dado que es un terminal sin reconocimiento de huella.

Multimedia jugando en el límite

El panel de este terminal es un 5,3″ In-Cell IPS LCD de 720 líneas de resolución. No es una gran resolución, pero si nos acordamos del objetivo prioritario. Todo contribuye a magnificar el esplendor de la batería y su duración.

Con 277 ppp parece que nos ofrece la nitidez suficiente de imagen para el usuario medio, pero los hay mejores. Si echamos en falta un poco más de brillo máximo, que nos permita manejar con soltura el terminal en exteriores. El panel ocupa el 69,6 % del frontal.

Pantalla

En cuanto al audio, ya comentamos que el tronco principal del sonido sale por un altavoz trasero que ocupa la parte baja de la cara trasera. Cuenta con una mini protuberancia para elevarse un poco y evitar así la obturación. Y decir, que nos ha sorprendido gratamente su potencia y volumen máximo.

X Power, no X Cámara… ¿recuerdas?

Recuérdalo, estamos en el terminal de la batería, de autonomía, por eso no es de extrañar que no destaque especialmente en el apartado fotografía.
Técnicamente LG equipa en la trasera una cámara de 13 Mpx f/2.2, con auto enfoque y flash led. Un equipo algo justo, en la gama de producto en la que estamos. Hay otros terminales con mejor cámara.
Lo cual no es óbice para que podamos hacer buenas fotos con el LG X Power. Os dejamos algunos ejemplos de tomas realizadas con el terminal.

En modo video, podemos grabar hasta en 1080 p de resolución a 30 fps, con una calidad aceptable. Sin más.

La cámara delantera, es de 5 Mpx, con f/2.4. Destacar que puede usar la pantalla delantera como flash para mejorar el resultado de los selfies. Correcta también en cuanto a prestaciones.
Por último decir que la aplicación foto es muy normal, simple, que no permite el modo “pro” que ha sido destinado a otras gamas más altas de producto, y que permite geo tagging, touch focus, detección facial y modo panorámico.

Me lo compro, me has convencido.

Pues si eso ha ocurrido, si te hemos convencido con nuestros comentarios, debes saber que el precio oficial en la web de LG es de 229 €. Luego ya, si buscando, lo encuentras más barato, pues eso, que te ahorras unos euros. Nos parece un precio competitivo, si lo que buscas es un gama media, con una buena batería. Está todo dicho.

LG X Power
Diseño, estética70%
Procesador, rendimiento 70%
Multimedia, imagen y sonido66%
Batería, autonomía95%
Fotografía, video69%
Precio, valor79%
Lo Mejor
  • Batería
  • Conectividad
  • Relación peso, tamaño, batería
Lo Peor
  • Software
  • Falta de brillo
  • Ausencia lector huellas
75%Puntuación global
Puntuación de los lectores: (2 Votos)
73%
  • Ocus

    vale la pena este telefono??

  • Ocus

    vale la pena este telefono??????

  • Ocus

    vale la pena este telefono?????